Un acto de patriotismo

Columna de Opinión de Esteban Velásquez, Diputado FREVS por la región de Antofagasta.


En octubre de este año, según la Historia, nuestro abuelo minero también conocido como “El Hombre de Cobre” cumplirá 1519 años. Y es que se cuenta que en el año 500 d.C. un minero aymara, proveniente de lo que hoy es Calama o Chiu Chiu, se introdujo en la mina a sacar cobre, pero ésta se derrumbó sobre él, quitándole la vida. Ahí permaneció hasta 1889, año en que Maurice Pidot descubrió un cuerpo momificado, con aspecto verdoso. Claro, producto de los cientos de años que el cuerpo estuvo en contacto con el mineral y sin humedad, se formó sobre él una capa que se conserva hasta hoy. Pero en aquellos tiempos en nuestro país no existía una regulación que protegiera, en este caso, a nuestro abuelo minero, y se vendía como cualquiera objeto, singular por cierto. Pasó por tantas manos que terminó en el Museo de Historia Natural de Estados Unidos, en Nueva York. Desde ahí mira hacia el sur, desde hace 120 años, a su tierra andina minera, esperando algún día volver. Chile ha realizado intentos, y la última gestión fue en 2011, donde se abrieron las puertas a su repatriación, pero nada se ha avanzado. Así es como el 16 de mayo de este año, en pleno mes del patrimonio, impulsé una iniciativa para que la Cámara de Diputados solicitara al Presidente de la República que dispusiera todo lo necesario para el transporte y conservación del Hombre de Cobre, tanto en recursos diplomáticos, humanos y económicos, lo que constituiría un verdadero acto de patriotismo. Por la gracia de Dios, los diputados comprendieron la importancia de nuestro hombre de cobre, para la historia y patrimonio cultural de nuestra zona: el primer minero del que se tenga registros en lo que hoy es para Chile la zona minera más importante. Así fue que los diputados en forma unánime dieron su voto, respaldando la intensión de traer de regreso a nuestro abuelo andino minero.

Es de esperar que el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera vuelva su mirada a esta tierra de sacrificios y reconozca en ella la importancia que tiene la cultura, la historia y el patrimonio para toda nuestra nación.

Deja un comentario